Antoni Tamarit

Paseo en barca por Albufera Valencia



Tiempo atrás, cuando no existían infraestructuras ni turismo y los medios de transporte eran precarios, la gente de la Albufera de Valencia vivía de la pesca y la agricultura, básicamente del cultivo del arroz. En esos tiempos, el bisabuelo de Tono, Ramón "El Musol", empezó a realizar viajes regulares de pasajeros y víveres entre los municipios colindantes a la Albufera: del Saler al Palmar, de Catarroja a Sueca, del Saler a Silla... todo esto fue posible con ayuda de toda su familia. Tono hizo muchos de estos viajes con su querido abuelo Ramón, y aun siendo muy joven, aprendió todo lo que un "barquero" debe conocer sobre el arte de perchar y los secretos que alberga la Albufera de Valencia.
Estos viajes se realizaban utilizando las perchas y cuerdas instaladas por ellos mismos en los lados de los canales, sirviendo de apoyo para desplazar la embarcación, a pesar de que ya existían motores que resultaban pesados e inadecuados para este cometido.
En ocasiones los animales que se transportaban, como caballos, bueyes o burros (utilizados para las tareas de campo) servían también para, atados con cuerdas, tirar y arrastrar de la barca desde los márgenes del canal, especialmente cuando había temporales y fuertes lluvias.
La familia de Tono utilizaba los "barquetots" (barcas de gran manga y eslora) para arrastrar a los "barquets" (barcas de menor envergadura y calado) cargados con los sacos de arroz procedentes de los molinos y “sequers” en donde era tratado por los famosos “palleters” para su consumo.

Para muchos desplazamientos y ante la inexistencia de carreteras, también se utilizaban las embarcaciones de vela latina para el transporte de animales y de los productos de la tierra o “cullita baixa” (tomates, melones, arroz, pimientos) y para desplazarse desde un bancal o trozo de tierra preparada para la labor a otro, con el consiguiente ahorro de tiempo.
De este modo empezó la familia de Tono en el servicio del trasporte avalándolo años de tradición y experiencia en el trato con los pasajeros.

Tono conoce de primera mano todos los rincones del lago y disfruta al compartir con sus viajeros los lugares más bellos y fantásticos de la albufera además de utilizar los medios de pesca autóctonos heredados de los pescadores del lago.

taxis

Formulario Contacto